Home
Sobre Antonio Miranda
Currículo Lattes
Grupo Renovación
Cuatro Tablas
Terra Brasilis
Em Destaque
Textos en Español
Xulio Formoso
Livro de Visitas
Colaboradores
Links Temáticos
Indique esta página
Sobre Antonio Miranda
 
 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: https://ve.linkedin.com/

 

ENRIQUE MUJICA

 

San Juan de Los Morros, estado Guárico, 1945. Poeta. Ingeniero Ci­vil egresado de la Universidad Central de Venezuela. Profesor de la Universidad de Carabobo. Vicerrector Académico de la misma uni­versidad y de la Universidad Nacional Experimental Rómulo Ga­llegos (Guárico).

 

distinciones: Premio de Literatura Universidad de Carabobo, men­ción Poesía (1976) con Cada vez más ausente. Premio José Rafael Po-caterra, mención Poesía, de la ciudad de Valencia (1978) con Las formas del verano; Premio de Poesía en la Bienal Mariano Picón Sa­las (1997) con su obra Tintas quemadas.

 

 

TEXTOS EN ESPAÑOL  -   TEXTOS EM PORTUGUÊS

 

 

FESTIVAL MUNDIAL DE POESÍA VENEZUELA 2004.  Caracas, Venezuela: Monte Ávila
Editores Latinoamericana C, A.,  2005.   435 p.   15 x 23 cm. Patrocinado por Ministerio de la Cultura, Presidencia del CONAC, D.G.S. de Literatura.         ISBN  780-03-1211-1   Ex. bibl. Antonio Miranda

 

 

       LA VIEJA LETRINA FUE CEGADA

 

La vieja letrina fue cegada.

El ojo oscuro de su sepulcro

fue tapado. El brocal resquebrajado

recuerda los estragos de un remoto

cataclismo.

Así la tierra hundida y abandonada
ha vuelto a su antiguo lar silvestre.
De la pequeña caseta apenas sobreviven
el techo desvencijado y algunos
fragmentos de la pared.
En las grietas húmedas, entre las losas
desencajadas, se derraman las flores,
signo de una fertilidad excesiva.
Mutismo de las ruinas. El pequeño
templo conserva su antigua solemnidad
y aquella vaguedad penumbrosa.
Sorprende la serenidad de ese ámbito,
la breve eternidad del antro, donde los hombre se apartaban en silencio.

.

 

 

 

VIDRIO SOBRE VIENTO

 

Pero lo más horrendo de la guerra
duerme en la bomba

Esa hipocresía sangrienta está en la bomba.

Decentemente contenida esa mansedumbre infiel

está en la bomba, admirada por hombres elegantes.

En torres de cristal,

en cajones perfectamente ordenados,

como lujosos ataúdes en una atractiva tienda

de pompas fúnebres, reposan las bombas.

En grandes edificios de vidrio y aluminio

hombres de ropas impecables cuidan vigilantes,

limpian el aire, limpian el silencio,

cuidan ese brillo letal que protege las bombas.

Pero es que no hay sino un cansancio

y un ridículo

y un tedio mortal

que alimentan la bomba, una incestuosa

convivencia con la bomba.

La bomba es el área de nuestros deseos.

 

 

 

El CABALLO EN LA POESÍA VENEZOLANA.  Selección de la antología por Luis Alberto Crespo, Eugenio Montejo, Alberto Patiño.  Fotografí Sebastián Garrido. Caracas: Acopromo, 1981.  97 p. ilus. foto p&b  capa dura  sobrecapa. 24 x 29 cm.   Ej. bibl. Antonio Miranda

 

 

       SE MURIÓ EL CABALLO ENTRE LAS PIERNAS

Se me murió
el caballo entre las piernas

Se me escurrió
y se me fueron poniendo
grandes las piernas

Se me fueron yendo los pies
sentí que bajaron
y tocaron el fondo

Después ya no sentí más
los pies
que pesaban más
que mi caballo muerto

 


 

TEXTOS EM PORTUGUÊS
Tradução de Antonio Miranda


 

 

A VELHA LATRINA FOI ENTUPIDA


 

       A velha latrina foi entupida.
      
O olho escuro do sepulcro
       foi fechado. O bocal rachado
       lembra os estragos de um remoto
       cataclismo.
       Assim a terra afundada e abandonada
       voltou ao su antigo lar silvestre.
       Da pequeña casa rústica apenas sobrevivem
       o teto desconjuntado e alguns
       fragmentos da parede.
       Nas fendas úmidas, entre as lousas
       desmanchadas, derraman-se as flores,
       signo de uma fertilidade excessiva.
       Mutismo das ruínas.  O pequeno
       templo conserva sue antiga solenidade
       e aquela vacuidade penumbrosa.
       Surpreende a serenidad desse ámbito
       a breve eternidade do antro
       onde os homens apertavam-se no silêncio.




VIDRO SOBRE O VENTO    

Mas o mais horrendo da guerra
dorme na bomba
Esta hipocrisia sangrenta está na bomba.
Decentemente contida essa mansuetude infiel
está na bomba, admirada por homens elegantes.
       Em torres de cristal,
em caixões perfeitamente ordenados,
como luxuosos ataúdes numa atrativa tenda
       de pompas fúnebres, repousam as bombas.
Em enormes edificio de vidro e aluminio
homens com roupas impecáveis cuidam vigilantes,
limpam o ar, limpam o silêncio
cuidam esse brilho letal que protege as bombas.
Mas é que não há senão um cansaço
e um ridículo
e um tédio mortal
que alimentam a bomba,  uma incestuosa
convivencia com a bomba.
A bomba é a área de nossos desejos.


Página publicada em fevereiro de 2020


 * 

VEJA e LEIA outros poetas da VENEZUELA em nosso Portal:

http://www.antoniomiranda.com.br/Iberoamerica/venezuela/venezuela.html

 

Página atualizada em janeiro de 2021


 

 

 
 
 
Home Poetas de A a Z Indique este site Sobre A. Miranda Contato
counter create hit
Envie mensagem a webmaster@antoniomiranda.com.br sobre este site da Web.
Copyright © 2004 Antonio Miranda
 
Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Home Contato Página de música Click aqui para pesquisar