Home
Sobre Antonio Miranda
Currículo Lattes
Grupo Renovación
Cuatro Tablas
Terra Brasilis
Em Destaque
Textos en Español
Xulio Formoso
Livro de Visitas
Colaboradores
Links Temáticos
Indique esta página
Sobre Antonio Miranda
 
 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



AMPARO OSÓRIO


 

Poeta, narradora y ensayista. Ha publicado los libros: Huracanes de sueños (Poesía), Ediciones La Catedral, Bogotá, 1983-1984. Gota ebria (Poesía), Ediciones Embalaje, Museo Rayo Roldanillo (Valle) 1987. Territorio de máscaras (Poesía), Hojas Sueltas. Bogotá, 1990. La casa leída (Antología de autores universales sobre el tema de la casa), Común Presencia Editores, Bogotá, 1996. Migración de la ceniza (Poesía), Cooperativa Editorial Magisterio, Bogotá, 1998.Omar Rayo, Geometría iluminada (Entrevista), coautora, Ediciones Embalaje, Roldanillo (Valle), 2001. Antología esencial(Poesía), Colección Los Conjurados, Bogotá, 2001. Memoria absuelta (Poesía), Colección Viernes de poesía, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, 2004. Memoria absuelta (Poesía), Centro Cultural de España, Lustra-Editores, Lima (Perú) 2008. Estación profética (Antología personal), Caza de Libros, Ibagué, (Colombia), 2010. Grandes entrevistas de Común Presencia (Premio Literaturas del Bicentenario- Ministerio de Cultura- Colombia) Común Presencia Editores, Bogotá, 2010.  

Es Editora General de la Revista Literaria Común Presencia, galardonada por el Ministerio de la Cultura de Colombia, como la más importante publicación en su género en el país y codirectora de la colección Internacional de literatura Los Conjuradosen la que han aparecido 70 títulos en los géneros de Poesía (Juarroz, Adonis, Trakl, Ungaretti...); Cuento, Novela y Testimonio (donde son de gran importancia las versiones en español de los Discursos de los Premios Nobel de Literatura, compiladas en tres tomos).

Varios de sus poemas han sido traducidos al inglés, árabe, francés, italiano, portugués, húngaro, alemán, rumano, ruso y sueco. En la actualidad y desde 1989, está frente a la Presidencia de la Fundación Literaria Común Presencia, entidad dedicada a la investigación, recopilación y difusión cultural. Es co-fundadora y Editora general del semanario virtual Con-Fabulación que cuenta con 95.000 suscriptores.  

Obtuvo la primera Mención del concurso Plural de México (1989), la beca nacional de poesía del Ministerio de Cultura (1994), y el Premio Literaturas del Bicentenario, Ministerio de Cultura de Colombia 2010. Ha representado a Colombia en varios encuentros internacionales de literatura, entre los que destacan Argentina, Venezuela, Brasil, Perú, Ecuador, Puerto Rico, México y Estados Unidos.

 

 


Participó de la I BIENAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE BRASILIA - 3 - 7 septiembre 2008. Representante oficial de Colombia en el evento, con el apoyo de la Embajada de Colombia en Brasilia.

   

TEXTOS EM ESPAÑOL   /   TEXTOS EM PORTUGUÊS

 

 

INVENTARIO

 

 

Nada fue tuyo.

Sólo imaginaste una casa y la luna.

El fuego vacilante de la llama.

La mensajera noche

alta en la soledad de tus estrellas

 

La sombra perfecta y fiel dictando

el paso de las constelaciones.

La música del agua...

Ahora lo sabes.

Palidecen las manos.

Miras el tiempo de tu cuerpo,

el tiempo de los ríos,

el tiempo de las ruinas.

 

Basta que quisieras dormir

sin pronunciar la última palabra.

Que sólo desearas

ya no mirar y desatar los brazos.

 

Sólo eso bastaría...

Pero no sabes cómo.

 

EN SECRETO

¿Por quién canta la oscura caracola
y su polvo de siglos
por qué persiste aún?

Hemos partido tantas veces
bajo el breve temblor de las estrellas
que huir de nuevo
es sólo más camino.

No se parte.
Nunca se parte
se regresa siempre.


A LA DERIVA

 

Hubo un instante de pavor

en que el tiempo del nunca se detuvo

y el jamás devolvió sus manecillas

hasta el reloj de agua

de los ojos.

 

Antes iba el amor

alto, subiendo,

pero entraron rapaces

las mentirosas águilas nocturnas...

 

y entonces:

el olvido


ESTACIÓN PROFÉTICA

 

Crepúsculos ajenos

destinos vanos

presentes irreales

 

¡Desperdicio!

Nada pueden mis ojos cambiar.

Ni las palabras dichas o calladas

ni el rostro de la muerte

inventariado en los pliegues de la sombra.

 

Olvidos. Cientos de olvidos

y húmedas crisálidas

–guardianas de las tumbas–

avanzan a pesar de mi sollozo.

 

Se cumplen los relojes

con su cuota de espanto.


DERRUMBE

 

Se acumulan los días, los años

la erosión de la vida

nos echa encima su balandra y vamos

hacia el despeñadero.

Pasa la sombra... pasa y mira

y vuelve a acomodarse.

Una luz de farol bordea la penumbra.

Es la ciudad: me digo.

La sombra se adelanta

no quiere compartir mis pensamientos

pero lee la esquina, los escombros

los pasos solitarios y el eco de esos pasos

mucho antes que sorprendan a mi cuerpo.

El funerario pájaro del tiempo

aletea en el aire.

Las ruinas del amor se precipitan.

Quiero cerrar los ojos.

Quiero

que sólo el viento pase

y nos lea el poema de la errancia,

que nos diga al oído

sobre la honda pena que hoy irrumpe

en el alma del saxo.

que el viento,

sólo el viento...  

 

DISPERSIÓN DE CENIZA

Polvo que vuelve al polvo
con las manos abiertas.
Ya no cabe en el cielo
la soledad de párpados.

Muda y vacía
en ti yace la tierra.

Tierra de escombros
implacable ultraje

y el alto azul
lejano.


EVOCACIÓN

Tiempo sin tiempo:
Está en blanco mi corazón.
En un espejo inmóvil
mis manos eran agua.
En la memória del aire
eran alas mis pies.

Una mano me borra.
Otra dibuja un eco indescifrable.

Dónde
¿la imagen presentida?
¿Las violetas oscuras?


INCIERTO RESPLANDOR

Navegando el azul...
su imaginaria
línea que nos separa,
presiento el eco
de un temblor extraño.

El sabor agridulce
de Haber ido en la noche
a la comarca del enigma,
donde se queda un poço mi pasado,
un trozo de ceremonia blanca,
un ulterior espacio suplicante.


TAL VEZ TODO ESTÉ ESCRITO

Nada llegó a buscarme,
inmóvil en el tiempo me aguardaba.
Soñé la luz y a cambio
me fui por un bagaje de penumbra.

Tal vez todo esté escrito
y vuelva a equivocarme
al descifrarlo.

 

 

TEXTOS EM PORTUGUÊS

Traduções de  Floriano Martins

 

INVENTÁRIO

 

Nada foi teu.

Apenas imaginaste uma casa e a lua.

O fogo vacilante da chama.

A mensageira noite

alta na solidão de tuas estrelas.

 

A sombra perfeita e fiel ditando

o passo das constelações.

A música da água…

Agora já sabes.

 

Tuas mãos empalidecem.

Vês o tempo de teu corpo,

o tempo dos rios,

o tempo das ruínas.

 

Bastaria que quisesses dormir

sem pronunciar a última palavra.

Que desejasses somente

não mais olhar e desatar os braços.

 

Bastaria apenas isto…

Porém não sabes como.

 

 

EM SEGREDO

 

Por quem canta o obscuro caracol

e seu pó de séculos

por que persiste ainda?

 

Partimos tantas vezes

sob o breve tremor das estrelas

que fugir uma vez mais

é apenas mais caminho.

 

Não se parte.

Nunca se parte

sempre se regressa.

 

 

À DERIVA

 

Houve um instante de pavor

em que o tempo do nunca se deteve

e o jamais devolveu suas mãozinhas

ao relógio de água

dos olhos.

 

Antes ia o amor

alto, subindo,

porém entraram velozes

as mentirosas águias rapinantes…

 

e então:

o esquecimento.

 

 

ESTAÇÃO PROFÉTICA

 

Crepúsculos alheios

destinos vãos

presentes irreais

 

Desperdício!

 

Meus olhos nada podem mudar.

Nem as palavras ditas ou caladas

nem o rosto da morte

inventariado nas dobras da sombra.

 

Esquecimentos. Centenas de esquecimentos

e úmidas crisálidas

– guardiãs das tumbas –

avançam apesar de meu soluço.

 

Os relógios cumprem

com sua cota de espanto.

 

 

PRECIPÍCIO

 

Acumulam-se os dias, os anos

a erosão da vida

nos lança sua embarcação e vamos

até o despenhadeiro.

Passa a sombra… Passa e vê

e torna a acomodar-se.

Uma luz de farol beira a penumbra.

É a cidade: digo-me.

A sombra se adianta

não quer partilhar meus pensamentos

porém lê a esquina, os escombros

os passos solitários e o eco desses passos

muito antes que surpreendam meu corpo.

O pássaro funerário do tempo

esvoaça no ar.

As ruínas do amor se precipitam.

Quero fechar os olhos.

 

Quero

que somente o vento passe

e nos leia o poema da errância,

que nos diga ao ouvido

sobre o profundo lamento que hoje irrompe

na alma do sax. 

 

Que o vento,

somente o vento…

 

=========================================================================

 

Traduções de Antonio Miranda

 

DISPERSÃO DA CINZA

Pó que regressa ao pó
com as mãos abertas.
Já não cabe no céu
a solidão de pálpebras.

Muda e vazia
jaz em ti a terra.

Terra de escombros
implacável ultraje

e o elevado azul
distante.


EVOCAÇÃO

Tempo sem tempo:
Está em branco meu coração.
Num espelho imóvel
minhas mãos eram água.
Na memória do ar
eram asas meus pés.

A mão me apaga.
Outra esboça um eco indecifrável.
Onde a imagem pressentida?
As violentas escuras?

 

INCERTO RESPLENDOR

Navegando o azul...
sua imaginária
linha que nos separe,
pressinto o eco
de um tremor estranho

O sabor agridoce
de ter ido na noite
à comarca do enigma,
onde resta um pouco meu passado,
um resto de cerimônia branca,
um espaço ulterior, suplicante.


TALVEZ TUDO ESTEJA ESCRITO


Nada logrou buscar-me,
imóvel no tempo me aguardava.
Sonhei a luz, e em troca
fui-me por uma bagagem de penumbra.

Talvez tudo esteja escrito
e volte a equivocar-me
ao decifrar.

 

Página publicada em julho - 2008, ampliada e republica em setembro de 2008.



Voltar para a  página da Colombia Topo da Página Click aqui


 

 

 
 
 
Home Poetas de A a Z Indique este site Sobre A. Miranda Contato
counter create hit
Envie mensagem a webmaster@antoniomiranda.com.br sobre este site da Web.
Copyright © 2004 Antonio Miranda
 
Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Click aqui Home Contato Página de música Click aqui para pesquisar